lifeworksgestaltlogobase

About Me

My photo

I teach and practice Gestalt therapy, Career decision coaching, and Family Constellations work. As well as Australia, I teach workshops and training in China, Japan, Korea, the USA & Mexico. I am author of Understanding The Woman In Your Life, a book of advice for men about relationships with women. In my work as director of Lifeworks I provide therapy,  training and supervision. I am a Phd candidate, studying the interpersonal dynamics of power, and am currently director of an MA in Spiritual Psychology for Ryokan College, an accredited online institution based in LA.

Wednesday, 28 December 2016

Case #90 - Cuando los clientes están más conscientes que el terapeuta

Martin tenía un sentido agudo de justicia. El contexto era que sus padres le pidieron bastante, pero sólo le ofrecieron críticas.
Esto puso el tono para nuestra interacción. Si hacía cualquier cosa en terapia sin estar consciente de ello, lo cual fuese de alguna forma para mi propio beneficio, de inmediato lo notaba y lo señalaba.
Siempre estaba feliz de examinar sus críticas y preocupaciones. Reconocería la validez de estas, reconocería cuando no estaba consciente de mi propio interés, y hablaría explícitamente sobre ello.
En Gestalt, como una terapia de dialogo, es esencial estar dispuesto a ir a lugares en los que no iría conscientemente. Esto pasa con los terapeutas también. La mayoría de los clientes no lo notan, pero algunos están bastante atentos a esto. Esto es realmente algo bastante positivo para la terapia.
Pero significa que como terapeuta debo estar dispuesto a no estar defensivo, a buscar la verdad en las preocupaciones de los clientes, temores y acusaciones. Esto no solamente solventa la situación, también provee una experiencia reparadora para el cliente. Y como terapeuta, también aprendo algo sobre a donde me dirijo cuando no estoy consciente –soy confrontado. Es también una oportunidad para reconocer mi propio interés, y dónde y cómo puedo esconder esto en el pretexto de "ayudar"
Pequeñas cosas son notables aquí –mi tono de voz, lo rápido que hablo, en lo que decido enfocarme. Con clientes como Martin es necesario estar consciente de mi dinámica tanto como la de él.
Es fácil como terapeuta enfocarse en el cliente, en lo que hacen, en su proceso. Pero es más difícil enfocarse en el nuestro. Y aún más difícil cuando el cliente está consciente de mi proceso, pero yo no lo estoy. Hay potencial de sentir pena por uno mismo, pero me muevo más allá de esto al adoptar una actitud de bienvenida hacia toda retroalimentación y crítica, y siempre listo para buscar la verdad en ello, y admitirla.

Saturday, 24 December 2016

Case #89 - Abriendo un reino muy privado

Podía notar que Lizzie estaba un poco tensa, pero no sabía a qué se debía. Ella parecía al borde, imaginé que quizás molesta.
Hablaba sobre discutir con su padre siendo adolescente sobre el tópico en mano - espiritualidad. De ambos padres experimentaba una falta de apoyo por su interés. Su madre la quebrantaba, su padre se oponía y ridiculizaba su deseo de entender más.
Mientras que aquellos que crecen en contextos religiosos pueden tener problemas porque las creencias son empujadas por sus gargantas, otras como Lizzie pueden encontrar que padres ateos se opongan a un interés en religión o espiritualidad por parte de sus hijos.
Lizzie estaba ahora en sus 30's pero aún se sentía afectada por esto. Su búsqueda continuaba en su vida, pero no era algo de lo que generalmente hablaba con otros, manteniéndolo muy privado. Esto era compresible, dada la experiencia creciendo. Pero también la aislaba, y significaba que no recibía apoyo o dialogo sobre el tema.
Podía comprender mejor ahora su susceptibilidad cuando comencé a discutir el tema con ella –ella estaba esperando negatividad y oposición en vez de apoyo. Esto era comprensible.
Así que lo primero que hice fue darle mi apoyo explícito. Esto era un tema que me interesaba, ante el cual era positivo, y que estaba dispuesto a abrir con ella. Hablé sobre mi propia energía para el tema y mi interés en dialogar.
También señalé la naturaleza del ambiente en el que estábamos –en un grupo de personas que estaban también interesadas en el tema, y que estaban dispuestas a dialogo. Dejé claro mi intento de asegurarme que no hubiese humillaciones cuando opiniones fueran expresadas.
Esto era importante en términos de plantar el terreno de seguridad para traer el tema con Lizzie, y dejarle claro que las circunstancias eran diferentes que aquellas a las que estaba acostumbrada.
Estaba muy consciente del riesgo para ella de hablar sobre esto. Ella reportó sentirse aliviada, pero aún tensa. Mis palabras estaban muy bien, pero ella no tenía experiencia en tal apoyo.
Así que le propuse un experimento –invitándola a declarar algunas de sus creencias, y yo los exploraría con ella.
Así que escogió uno –su creencia de que la gente no nace mala, sino que se pierden, o no están conscientes. Compartí que resonaba con esta creencia –una medida de apoyo y también señalándole que estaba dispuesto y escuchando. Hacer esto explícito era muy importante. Le pregunté algunas cosas para dibujar más detalle, y ella claramente estaba disfrutando compartir su perspectiva, ser escuchada.
Le enlacé algunas ideas con aquellas de algunos escritores –por ejemplo Mathew Fox (Original Blessing), para indicarle que había otros en el campo que compartían estas perspectivas, y a los cuales ella podría acudir para apoyo y fortalecer sus ideas.
Le pregunté si estaría dispuesta a escuchar algunas opiniones opuestas que quizás hubiese en relación con su creencia. Ella aceptó. Este era el siguiente paso –apoyarla para que sostuviese su punto de vista en la cara de una oposición.
Así que le di una perspectiva –esa de responsabilidad existencial - para las consecuencias de nuestras acciones, sin importar nuestra intención, nuestro nivel de consciencia, o nuestro estado mental.
Gentilmente estiré su pensamiento, proveyendo perspectivas retadoras, y luego involucrándola en el dialogo sin importar sus respuestas. Esta fue una conversación muy rica, y me moví con cuidado, para que pudiese experimentar una conversación entre diferencias, sin ser molesta o oposicional.
Esto la ayudo a considerar otras perspectivas, y le proporcionó una experiencia de éxito al encontrar diferencias. Ahora ella tenía algo de sustento en ser capaz de extender el dialogo con otros.
En Gestalt siempre estamos buscando el balance ideal de retos y apoyo, y en darle al cliente una experiencia nueva y transformadora a través del experimento –trabajando al borde de su zona de confort para que haya crecimiento, pero en un lugar que sea asimilable.

Tuesday, 20 December 2016

Case #88 - Síntomas fuertes, poca información

John había asistido a una variedad de grupos de crecimiento personal. Había estado deseando venir a un grupo de Gestalt. Así que estaba claramente entusiasmado de estar aquí. Vino a trabajar. Lo había estado notando hacía días, y ahora a medida que se sentaba frente a mí lo que me impactó fue lo fuerte que eran sus expresiones faciales. Al mirarlo, creía que no estaba simplemente nervioso, sino realmente angustiado. Pestañeaba rápidamente, su boca tenía un tic nervioso, sus ojos se estrechaban cuando hablaba. Sus ojos lucían muy asustados para mí. Mi impresión era de alguien que estaba anticipando ser golpeado.
Me sentí genuinamente preocupado por él, le di una retroalimentación sobre mi experiencia, y le pregunté que estaba sintiendo.
Para mi sorpresa sólo reportó sentir un poco de nervios sobre venir, pero nada más. Así que le pregunté si había tenido alguna experiencia de niño siendo golpeado.
No
Le pregunté si le habían sucedido cosas particularmente alarmantes a él.
Ninguna.
Le pregunté si había algún incidente que pudiese recordar que realmente lo angustió.
Ninguno.
Reportó ser un niño extremadamente tímido. Esto tenía algo de sentido, que quizás lo que estaba viendo era simplemente una clase de dificultad con contacto.
Usualmente acepto rápidamente la descripción de alguien se su experiencia. Pero en este caso me sentí realmente extraño porque lo que veía era bastante distintivo. Otros en el grupo confirmaron que habían tenido una experiencia similar. Algo no cuadraba. Pero no iba a presionar. En Gestalt no presionamos a través de la "resistencia".
Nada más se volvió evidente en nuestra conversación así que decidí trabajar somáticamente.
Le pedí que se acostara sobre su espalda y me senté al lado de él.
Le pedí que simplemente siguiera su respiración
Su respiración parecía bastante regular y abierta. Estaba buscando interrupción o lugares de tensión. Ninguna era aparente. Le pregunté sobre su experiencia. Simplemente sintió aire entrando y saliendo. Claramente, no estaba fácilmente en contacto con sus sentimientos. Así que tomé bastante tiempo, simplemente sentado con él, observando, indagando.
Sí reportó un sentimiento de vacío en la barriga. Así que pedí permiso, y coloqué mi mano allí. Nada más se desarrolló. Claramente sus sentimientos estaban cuidadosamente retenidos, y tenía que ser paciente para encontrar la llave.
Noté que sus ojos estaban bastante activos, aún cuando estaban cerrados. Así que pedí poner mi mano sobre sus ojos, y retenerlos allí por un momento. Luego reportó una sensación de frío en su barriga baja. Puse mi mano allí.
Le pedí que me mirara. Lo hizo, luego miró hacia arriba por un tiempo. Le pregunté por lo que estaba visualizando. Vio oscuridad, frío, y una luz de  calle bastante tenue.
Ahora que teníamos la imagen podía trabajar con ella. Le pedí que siguiera mirándome, y me dijera lo que sentía. Comenzó a sentir calor en su pecho, así que puse mi mano ahí también.
Le dije que parecía que la luz de la calle se volvía más brillante, y le pedí que dejara que el calor se moviera hacia abajo desde su pecho hasta su barriga. A medida que esto se desarrollaba le expliqué la relación entre la luz de la calle volviéndose más brillante a nuestra conexión volviéndose más fuerte y su conexión con su cuerpo calentándose. Le pedí que continuara dejando que el calor bajara a sus piernas, a sus pies. Esto pasó bastante lento pero no tan lejos como hasta sus pies. Así que pedí a alguien más que sostuviese sus pies.
Finalmente sintió el calor a través de todo su cuerpo.
A medida que se sentó, sus ojos lucían completamente diferente. Estaban firmes, claros, ambos del mismo tamaño, y le dije esta diferencia en mi experiencia sobre él.
Le pedí que mirara a algunas otras personas, para que tuviese esa experiencia de conexión tanto consigo mismo como con ellos. Su energía era brillante y tibia y reportó experimentar conexión con otros de una nueva forma.
No necesitamos saber que síntomas van a funcionar con la persona. No tenemos que tener la historia o el contexto. A veces esto simplemente no está disponible. Pero si trabajamos con la experiencia directa del cuerpo, desde ese lugar central, algo siempre va a emerger que es la "figura" más importante que necesita atención. De nuevo, no necesitamos realmente comprender la figura –solo trabajar con ella, apoyando el desarrollo de lo que sea que venga. Cuando trabajamos con el cuerpo, puede ser un proceso lento que requiere paciencia.
Al final, queremos conectar tales experiencias de nuevo con la relación. Estos son los elementos claves de Gestalt –consciencia, y contacto.

Case #88 - Síntomas fuertes, poca información

John había asistido a una variedad de grupos de crecimiento personal. Había estado deseando venir a un grupo de Gestalt. Así que estaba claramente entusiasmado de estar aquí. Vino a trabajar. Lo había estado notando hacía días, y ahora a medida que se sentaba frente a mí lo que me impactó fue lo fuerte que eran sus expresiones faciales. Al mirarlo, creía que no estaba simplemente nervioso, sino realmente angustiado. Pestañeaba rápidamente, su boca tenía un tic nervioso, sus ojos se estrechaban cuando hablaba. Sus ojos lucían muy asustados para mí. Mi impresión era de alguien que estaba anticipando ser golpeado.
Me sentí genuinamente preocupado por él, le di una retroalimentación sobre mi experiencia, y le pregunté que estaba sintiendo.
Para mi sorpresa sólo reportó sentir un poco de nervios sobre venir, pero nada más. Así que le pregunté si había tenido alguna experiencia de niño siendo golpeado.
No
Le pregunté si le habían sucedido cosas particularmente alarmantes a él.
Ninguna.
Le pregunté si había algún incidente que pudiese recordar que realmente lo angustió.
Ninguno.
Reportó ser un niño extremadamente tímido. Esto tenía algo de sentido, que quizás lo que estaba viendo era simplemente una clase de dificultad con contacto.
Usualmente acepto rápidamente la descripción de alguien se su experiencia. Pero en este caso me sentí realmente extraño porque lo que veía era bastante distintivo. Otros en el grupo confirmaron que habían tenido una experiencia similar. Algo no cuadraba. Pero no iba a presionar. En Gestalt no presionamos a través de la "resistencia".
Nada más se volvió evidente en nuestra conversación así que decidí trabajar somáticamente.
Le pedí que se acostara sobre su espalda y me senté al lado de él.
Le pedí que simplemente siguiera su respiración
Su respiración parecía bastante regular y abierta. Estaba buscando interrupción o lugares de tensión. Ninguna era aparente. Le pregunté sobre su experiencia. Simplemente sintió aire entrando y saliendo. Claramente, no estaba fácilmente en contacto con sus sentimientos. Así que tomé bastante tiempo, simplemente sentado con él, observando, indagando.
Sí reportó un sentimiento de vacío en la barriga. Así que pedí permiso, y coloqué mi mano allí. Nada más se desarrolló. Claramente sus sentimientos estaban cuidadosamente retenidos, y tenía que ser paciente para encontrar la llave.
Noté que sus ojos estaban bastante activos, aún cuando estaban cerrados. Así que pedí poner mi mano sobre sus ojos, y retenerlos allí por un momento. Luego reportó una sensación de frío en su barriga baja. Puse mi mano allí.
Le pedí que me mirara. Lo hizo, luego miró hacia arriba por un tiempo. Le pregunté por lo que estaba visualizando. Vio oscuridad, frío, y una luz de  calle bastante tenue.
Ahora que teníamos la imagen podía trabajar con ella. Le pedí que siguiera mirándome, y me dijera lo que sentía. Comenzó a sentir calor en su pecho, así que puse mi mano ahí también.
Le dije que parecía que la luz de la calle se volvía más brillante, y le pedí que dejara que el calor se moviera hacia abajo desde su pecho hasta su barriga. A medida que esto se desarrollaba le expliqué la relación entre la luz de la calle volviéndose más brillante a nuestra conexión volviéndose más fuerte y su conexión con su cuerpo calentándose. Le pedí que continuara dejando que el calor bajara a sus piernas, a sus pies. Esto pasó bastante lento pero no tan lejos como hasta sus pies. Así que pedí a alguien más que sostuviese sus pies.
Finalmente sintió el calor a través de todo su cuerpo.
A medida que se sentó, sus ojos lucían completamente diferente. Estaban firmes, claros, ambos del mismo tamaño, y le dije esta diferencia en mi experiencia sobre él.
Le pedí que mirara a algunas otras personas, para que tuviese esa experiencia de conexión tanto consigo mismo como con ellos. Su energía era brillante y tibia y reportó experimentar conexión con otros de una nueva forma.
No necesitamos saber que síntomas van a funcionar con la persona. No tenemos que tener la historia o el contexto. A veces esto simplemente no está disponible. Pero si trabajamos con la experiencia directa del cuerpo, desde ese lugar central, algo siempre va a emerger que es la "figura" más importante que necesita atención. De nuevo, no necesitamos realmente comprender la figura –solo trabajar con ella, apoyando el desarrollo de lo que sea que venga. Cuando trabajamos con el cuerpo, puede ser un proceso lento que requiere paciencia.
Al final, queremos conectar tales experiencias de nuevo con la relación. Estos son los elementos claves de Gestalt –consciencia, y contacto.

Sunday, 27 November 2016

Case #87 - El Buen Esposo y el Amor Verdadero

Chuan nunca había hecho terapia antes. Él era un hombre de negocios. Su padre hacía cosas de madera, y tenía una granja pequeña. Chuan tenía lindas memorias de sus primeros años, estando con su familia; a su padre le gustaba cazar, así que tenían perros grandes. Pero durante la escuela secundaria se mudó a otro lugar diferente, y extrañó a su padre.
En el colegio siempre había sido un estudiante sobresaliente, pero nunca había recibido reconocimiento de su padre.
Hace diez años su compañía pasó por problemas. Su esposa e hija estaban viviendo en su pueblo natal, y el estaba en la ciudad tratando de lidiar con el desastre financiero en su compañía. Comenzó a beber regularmente, y cayó en depresión por un año.
Al final de este terrible año de depresión encontró a su padre en el Festival de Verano. Su padre le preguntó inmediatamente –"¿cuál es el problema? ¿Estás divorciándote?" Chuan contestó "solo algunos problemas en el trabajo". Pero su padre no le creyó y le presionó.
Su padre asombró a Chuan diciéndole "Confío en ti. Creo en ti". También le dijo, "Si no está funcionando el matrimonio, está bien divorciarse".
Esto tuvo un gran impacto, Chuan dejó de tomar, y comenzó a cambiar el rumbo de su empresa.
Sin embargo, había en realidad un problema en su matrimonio, y Chuan no sentía que podía hablarlo con su padre de ello.
Su esposa había sido su compañera de clases. Salió embarazada, y desde el deber se casó con ella. Ella era una persona amable, buena con su familia, y una buena madre para su hija. Él renuentemente se había casado, y ahora se sentía "secuestrado". No quería decepcionar a nadie, pero era infeliz. Le pregunté qué tan mal era -3 de 10 respondió. El sexo se agotó hace años. Y simplemente no se sentía atraído hacia ella. Se sentía más como hermanos.
Esto no era un matrimonio que podía ser re-encendido, porque nunca hubo mucha chispa originalmente. En algunas circunstancias raras, puede ser posible. Pero la situación era tal que sudaba frío al abrazarla –había tan poca atracción allí. Él la respetaba, pero solo como compañía.
Sin embargo, sus fuertes valores familiares lo mantenían en el matrimonio, y su necesidad de ser un "buen chico"
También declaró que no quería herir a su hija, no quería perderla, y no quería herir a su esposa.
Estaba realmente atrapado.
Le pedí que nombrara las dos partes de él en conflicto: el "Buen esposo" y "Amor verdadero"
Lo invite a seleccionar dos objetos en la habitación que representaran estas polaridades, y lo facilité a tener un dialogo entre estas dos partes. Al principio, era una simple reiteración del conflicto sin fin entre estas partes en guerra.
Señalé que este dialogo podía continuar eternamente, pero las dos partes tenían que llegar a un acuerdo –el cual relacioné a una negociación de trabajo.
Luego de algo de discusión, las dos partes llegaron a un acuerdo. *Verdadero Amor* le daría a *Buen Esposo* un año para arreglar las cosas. *Buen esposo* aceptó hablar con su esposa sobre estos asuntos.
Sin embargo, podía ver el miedo de Chuan sobre realmente tener esta conversación, ya que él sabía que hacerlo traería dolor a su esposa, y probablemente marcaría el inicio del final de su matrimonio.
En este punto Chuan se puso muy incómodo,  y un poco mareado. Tuvo que levantarse y caminar. Miró alrededor del cuarto y dijo "No me gusta una habitación sin ventanas". Le expliqué que había una ventada detrás de la cortina. Eso lo alivió un poco.
Luego tome un poco de tiempo para decirle mi experiencia de divorcio. Me interrumpió y me preguntó sobre el anillo alrededor de mi cuello. Le expliqué que lo obtuve en Inglaterra cuando visitaba la graduación de mi segunda hija.
Le dije que a pesar que el divorcio fue difícil, mis hijos finalmente no habían sido afectados –les había ido bien, y que yo había encontrado amor verdadero. Le dije honestamente sobre las dificultades que había enfrentado, y que mi ex esposa había enfrentado, en el proceso de divorcio.
Al jugar el rol del "padre" en terapia, estaba reforzando el mensaje de que estaba bien divorciarse.
Generalmente haré lo que pueda para ayudar a que una pareja continúe junta y tenga una relación sana. Pero a veces, si esto es realmente anti-vida en términos de constricción de su fuerza de vida y habilidad para vivir auténticamente, entonces apoyo a alguien a considerar divorcio.
Chuan estaba bastante aliviado al final de esto. Dijo que lo que realmente atrapó su atención fueron dos cosas –cuando dije que había de hecho una ventana en la habitación, y cuando me preguntó sobre mi anillo.
Fueron estos momentos interpersonales y simbólicos que lo tocaron. Impulsado por su pregunta sobre mi anillo, escuchar mi propia experiencia de divorcio lo ayudó a salir de su miedo y su estancamiento - esto era la parte conversacional de la terapia, la cual involucraba mi propia auto-revelación, sobre mi propia historia. Un terapeuta debe tener mucho cuidado sobre contar su propia historia, pero en ocasiones, puede ser muy útil para el cliente –esa es la medida.
La simbología de la ventana estando abierta también fue muy importante para él. Se sintió sofocado, y le presenté la posibilidad de que hay una salida, incluso si escondida. Esto es algo que podemos trabajar en terapias subsecuentes
El dialogo facilitado entre las dos partes de él fue también clave –dos elementos en guerra que no podían encontrarse. La terapia les da la oportunidad  de interactuar, pero esto requiere mucho apoyo del terapeuta para facilitar este encuentro, bastante como un encuentro real entre dos personas en guerra.
El significado de su padre en todo esto también formaba parte de la complejidad de la terapia. El apoyo que su padre le dio –incluyendo el reconocimiento de Chuan- era importante en este cambio. Esto señaló la importancia del rol que yo podía jugar como una "figura paterna", y el impacto que podía tener en el apoyo que le daba.

Saturday, 19 November 2016

Case #86 - ¿Porqué tan gorda?

Laila era gorda. En la escala de obesidad, ella estaba en algún lugar del medio. Como es común, esto no fue algo que ella trajo directamente a terapia. Fue algo que observé, luego de conocerla por algún tiempo.
El tema del peso es bastante complejo, y difícil para las mujeres, y en terapia no debería ser evitado. Pero debe ser tratado con sensibilidad y cuidado, y no con mano pesada.
Laila estaba interesada en trabajar el tema.
Le pregunté en qué momento había comenzado a ganar peso. Ella dijo que en la universidad estaba hambrienta por algún tiempo, ya que no tenía mucho dinero. Así que cuando comía, comía bastante. Pero eso se equilibró luego de algún tiempo.
Así que presioné de nuevo, y ella dijo que luego de tener a su hija ganó peso, porque tenía que comer una buena cantidad para amamantar. Sin embargo, su hija tenía ahora 10, y todavía llevaba el peso.
Ella dijo que comía cuando estaba ansiosa, y estaba ansiosa de que algo malo le pasara a su hija.
También dijo que le gustaba tener algo en su boca gran parte del tiempo, para merendar.
Esto proporcionó un número de posibles puntos de entrada, pero lo único que parecía realmente claro era su ansiedad. Sin embargo, esto era algo generalizado, así que no era precisamente evidente como funcionaba.
Le pregunté qué clase de comidas consumía, en qué cantidad, y que tanto ejercicio hacía. Estos son todos aspectos centrales del tema. Parece por lo que decía que no consumía grandes cantidades, así que de nuevo, no estaba completamente claro que sucedía.
Comencé en este nivel muy práctico, y le dije que para lograr una diferencia, necesitaba apoyo práctico en esos tres frentes –la calidad de su comida, la cantidad de ella, y el balance con ejercicio.
Enfaticé que el apoyo era clave, no tratar de dirigir todo por su cuenta. Le pregunté sobre la nutrición –que tanta nutrición recibía de una variedad de áreas de su vida –trabajo, amigos, familia, actividades. Parece que tenía bastante nutrición, así que la alimentación no era una respuesta a una falta.
Aún así, la dinámica subyacente no era evidente. Le pregunté sobre la ansiedad: su padre tenía una especie de miedo de que algo le pasara, y de alguna forma ella había tomado continuado ese miedo en relación a su propia hija.
Esto surgió desde el Campo, y era necesario lidiarla en un nivel de campo. Sin embargo, antes que pudiéramos comenzar con eso, de repente dijo –oh, es cierto, mi mamá solía sobre alimentarme cuando era una niña pequeña.
Ella explicó que su madre solía empujar comida en su boca, y luego antes de que siquiera hubiese comido todo, empujaba más dentro. Esto era una ocurrencia regular, y era muy incómodo para ella.
Rompió en llanto contando esto. Fui empático con ella y le pregunté lo que estaba sintiendo. Enojo, contestó.
Así que la invité a que se imaginara diciéndole a su madre, usando su voz adulta, lo que el infante le gustaría haber dicho –"Ya he tenido suficiente, por favor deja de empujar comida en mi boca"
Encontró difícil decir esto con fuerza. Así que le sugerí que pusiera su mano en frente de su boca, para bloquear cualquier otra cosa entrando. Esto se sintió poderoso para ella.
Como tarea le sugerí que pensara en su madre cada vez que comiera, recordara la alimentación a la fuerza, y notara su respuesta. Esta asociación consciente con la memoria traumática le permitiría actuar desde su rechazo, en vez de solo identificarse con el niño indefenso.

Thursday, 3 November 2016

Case #85 - La piscina vacía

Danielle contó una historia bastante traumática. Tanto ella como su esposo eran docentes, y viajaban juntos, y enseñaban Inglés en una variedad de países. Se habían conocido en la universidad, y parecía que eran muy cercanos, ambos creativos, ambos interesados en espiritualidad, e involucrados en artes.
En un punto el visitó Francia por una exhibición de arte. Sin embargo, no regresó. Decidió quedarse allí ilegalmente. Lo hizo sin advertirle a Danielle, y sin discusión. Esto por supuesto era muy preocupante. A medida que  pasó el tiempo, las cosas no cambiaron. No la invitó a que se uniera a él, a pesar de que sí regresó a casa algunas veces. Cada vez, la comunicación era tensa y Daniella continuaba sintiéndose muy dolida con la situación.
Sentía su vida en una especie de espacio suspendido, donde realmente no podía seguir adelante con mucha confianza, ni tampoco parecía poder resolver la situación.
Luego de algún tiempo, escuchó a través de otra persona que él había muerto el año previo allí. Esto desmanteló a Danielle aún más. Encontró incluso que el proceso de divorcio se hizo extremadamente difícil, y que fue archivada también.
Ella describió la experiencia como un edificio al cual los cimientos colapsan y yace en una pila de ruinas.
Ella pasó los siguientes 6 años reconstruyendo su vida, poco a poco. Se involucró mucho en prácticas espirituales y filosofía, trabajo de crecimiento personal, y dedicó mucho tiempo y esfuerzo a extraerse a sí misma de ese trauma.
Ahora se sentía de nuevo en suelo sólido, pero el problema era seguir adelante en una nueva relación. Había estado en unas pocas, pero ninguna duró.
Ahora se sentía más lista para estar en una relación seria. Estaba en una actualmente, pero no había progresado mucho debido a su ambivalencia.
Ella lo describió como estar en el borde de una piscina, sentirse congelada, incapaz de lanzarse.
Señalé que esto tenía perfectamente sentido, dada su experiencia. Tomé su metáfora y la usé para más conciencia. Le señalé que la última vez que se lanzó a una relación, parecía que la piscina estaba llena de agua, pero de hecho, ese no era el caso, y se hirió fuertemente.
Así que de hecho era realmente importante chequear cuanta agua había en la piscina. Comparé esto con conocer sobre la oscuridad de otras personas. Le pregunté si era ahora más capaz de discernir estas sombras en alguien más .
Ella quería enfocarse en lo que necesitaba para prestar atención a sí misma, su propia oscuridad. Pero en esta ocasión, inusualmente, yo no quería hacer esto. Juzgue que con todo el trabajo personal intensivo que había realizado, estaba bastante consciente de su propio material oscuro, y más capaz de lidiarlo.
Así que me enfoqué en lo que necesitaba de un compañero, quitando el foco de sí misma.
Usualmente quiero poner el foco en el cliente. Pero cuando alguien ha tomado una gran responsabilidad por sí mismos, entonces puede ser bueno para ellos mirar al mundo, y evaluar otros.
El problema en Gestalt es que no seguimos una formula. Lo que está bien en una situación no necesariamente es relevante en otra. "Depende"…en el nivel de desarrollo de la persona, sus necesidades, su consciencia, y lo que le falta. En este caso, el borde creciente, tal como comprendí, era su habilidad de realmente ver a la otra persona, como eran, sin miedo ni fantasías.
En el Gestalt estamos muy enfocados en conectar a la persona en su experiencia sensorial, su experiencia somática, en el aquí y ahora.
Y también trabajamos con metáforas, en este caso era útil, ya que le dio una clave sobre cómo seguir adelante. Trabajar dentro del mundo de la propia persona, su propio lenguaje, nos da un acceso directo a su mundo fenomenológico.

Monday, 24 October 2016

Case #84 - Ayuda haciendo amigos

Lily era brillante y alegre, de forma genuina. Me gustaba su vitalidad, y su amigabilidad. Ella en verdad iluminaba la habitación. Le di mi retroalimentación personal sobre esto. Como me sentía fácilmente conectado con ella, como apreciaba que ella se involucrara en la relación, como en un lugar de similitud, era difícil encontrar algo de lo que ser crítico.
Ella dijo que recibía muchos comentarios positivos de los otros sobre esto también. Pero algunas personas pensaban que era falsa, y que de hecho escondía cosas.
Ahora, esto podría bien ser verdad, pero no era aparente para mí. Le pregunté si podía identificar cosas que estaba escondiendo, como ira, o maldad. No podía. Yo no iba a presionar esto. Quizás era solo una persona genuinamente feliz.
Le pregunté qué edad tenía -38; y soltera. Le comenté en lo extraño que esto era - una mujer adorable como ella, no poder encontrar un compañero. Ella no podía explicarlo, más allá de decir que no sentía la conexión profunda que necesitaba sentir para tener una relación con un hombre. Como sospeché, no había falta de pretendientes.
También reveló que tenía pocos amigos. De nuevo, esto parecía un poco incongruente para mí.
Compartió que cuando niña había una brecha grande de edad entre ella y sus hermanos mayores, así que realmente no jugaba con ellos. La villa en la que iba a la escuela no tenía otros niños de su edad, así que por muchos años de su educación ella no tuvo realmente un compañero de juegos.
Esto ponía las cosas más claras – no había aprendido realmente a socializar. A pesar de su forma de ser feliz, ella de alguna forma no sabía cómo hacer amigos. De cualquier forma, esto parecía un poco extraño para mi, así que le pedí que eligiera 5 personas en la habitación con las que le gustaría explorar una amistad.
Tenía dificultad escogiendo. Esto se debía a que no estaba segura si había una conexión natural allí. Parecía que, tal como encontrar un compañero, ella sentía que tenía que tener una clase de química natural.
Así que le dije que tendría que hacer el trabajo de crear conexión. Parecía que estaba en un modo pasivo sobre esto, o al menos, no sabía como hacerlo.
La primera persona que ella eligió le pedí que se acercara, y ella tendría que establecer una conversación con ellos. Como esperado, ella no sabía realmente como comenzar. Así que la ayudé –a decirles que ella quería ser su amiga, que estaba interesada en conocerlos.
A medida que comenzó a hablar con ellos, observe que estaba ofreciendo muchas opiniones sobre ellos. Mientras que esto podría ayudar a conectar si fuese una sola opinión, y luego la discutieran entre ellos, ella parecía no saber cuando detenerse.
También reveló que había una voz en su cabeza la cual le decía que esto probablemente no iba a llegar muy lejos. Nombré esto el saboteador, puse una almohada  al lado de ella, y le pedí que se separara del saboteador, para que pudiera continuar el proceso sin interrupciones.
Se volvió bastante claro que ella realmente no tenía muchas habilidades sociales. Así que la ayudé a desarrollar una conversación, guiándola sobre cómo encontrar una conexión.
Esto era un ejemplo donde necesitaba asistencia práctica – coaching podría decirse. Había muchos temas terapéuticos a los cuales podríamos ir con el tiempo. Pero más inmediatamente el tipo de apoyo que ella necesitaba involucraba la enseñanza de habilidades básicas que no había tenido oportunidad de desarrollar. Los temas más profundos podrían ser explorados posteriormente –e incluso la exploración del saboteador podía esperar. Ella necesitaba una experiencia inmediata de algo nuevo, y la habilidad de conectar exitosamente, que el experimento le proporcionaba.
Gestalt está orientado hacia la conciencia corporal, y es conducida de forma no estructurada. Sin embargo tampoco es únicamente guiada por el insight. Hay un tiempo y lugar para el experimento –para tratar algo diferente. Los fines de esto son dobles –incrementar la consciencia, e iniciar en aprendizaje experiencial. El tiempo es importante –saltar a un experimento muy pronto significa que uno puede perder terreno relacional y no tener una figura realmente energizada con la que trabajar. Pero tomarse mucho tiempo puede reducir la energía en una sesión, y el experimento trae frescura.
También me permite observar a la persona "en acción", en vez de únicamente sus auto reportes. Esto me da un mejor entendimiento de quiénes son y cómo trabajar con ellos.

Thursday, 6 October 2016

Case #83 - Tienes una vida difícil. Ahora conecta conmigo

Adelle había trabajado en un empleo del gobierno, una posición de servicio al cliente por 20 años. Habló sobre lo bien que desarrollaba su rol (era popular con los clientes), pero era bastante asocial en otras maneras. Sus compañeros de trabajo se quejaban de ella, y ella no quería hacer amigos allí. Ella quería conexión con las personas, sin embargo era solitaria, tenía unos pocos amigos, pero no parecía llegar a ningún lado.
Contó historia tras historia sobre cómo la gente  no la apreciaba, como la rechazaban, y lo dolorosa que era su existencia.
Me encontré a mi mismo sintiéndome más y más irritado a medida que la escuchaba. En vez de sentirme amable o interesado, solo quería alejarme de ella –rechazarla. Me sentí incomodo e inquieto.
Le dije, "Adelle, ahora mismo esto no está funcionando. Tus historias me están alejando de ti en vez de acercarme. Me encuentro a mi mismo frustrado y sin querer escuchar. Necesito que dejes de "hablar sobre eso" y simplemente estés presente conmigo por un momento"
Se detuvo, pero estaba muy nerviosa, no estaba mirando hacia mi (había estado mirando a su alrededor todo el tiempo que estuvo hablando también), y estaba claramente angustiada. Sin embargo, no era una angustia con la que me pudiera conectar.
Así que entre en una voz autoritaria. Le dije: "Adelle, tienes una vida difícil. No estás conectada con las personas. Incluso me estás perdiendo a mí. Por favor, ven al presente, mírame, y conectémonos ahora. Yo estoy dispuesto, pero necesito que tu también estés dispuesta"
Ella comenzó a protestar, pero le pedí que dejara de hablar. Necesitaba realmente atrapar su atención. Estaba tan envuelta en su historia de desesperación.
Se detuvo, y me miró nerviosamente. Le hablé suavemente, reconociendo como estaba comenzando a conectar con ella, y la invité a hacer lo mismo. Le costó, pero fue capaz de hacerlo hasta cierto grado. A medida que la sentí venir al presente, fui capaz de ser más suave, y se lo dije. Le señalé que independientemente de lo que pasara en su vida, en este momento estábamos conectados, y estaba disponible para ella. Ella lentamente tomó esto, aunque extrañamente, casi de mala gana.
A veces las personas están tan encerradas en sus historias y están reticentes a experimentar algo diferente, aún cuando eso anhelan. A veces toma suficiente energía, junto con una intervención muy directa, encontrar un camino entre "la neblina" de su propia historia.

Tuesday, 27 September 2016

Case #82 - Buscando ser padre

Ian quería trabajar en su relación con su padre.
Él tenía 41 años. Su madre había muerto hace un año, luego de luchar con cáncer por 8 años. Durante este tiempo, Ian había sido su cuidador. Él tenía un hermano mayor que originalmente se había ofrecido para ayudar, pero luego de que Ian comenzara a cuidarla, ella rehusó ayuda de nadie más que de él.
Su padre había estado fuera trabajando por 6 meses previos al diagnóstico, así que no estuvo allí al comienzo. Había comenzado negocios con alguien, pero eso había tornado mal, así que estaba luchando por afrontar la situación.
Así que Ian amorosamente había estado ahí para su madre hasta el final. Tenía bastante respeto por ella –había sido entrenada como doctora, pero cuando emigró para estar con su padre, sus títulos no habían sido reconocidos, así que trabajaba como enfermera. Claramente era una persona que había tenido su dignidad, y que había vivido una buena vida.
Ian no tenía este respeto por su padre, quien él sentía que no había tratado muy bien a su madre. Había muchas ocasiones donde el liderazgo de su padre en la familia no había resultado muy bien.
Claramente, había muchos asuntos complejos ahí, que tomaría algo de tiempo de descifrar. La pregunta era, con que comenzar, que era lo más importante ahora mismo, y como podría yo responder a su necesidad expresa de mejorar la relación con su padre.
Así que hablé sobre mí mismo. Le expliqué que yo también había tenido una amorosa y maravillosa madre, y un padre que era frecuentemente egoísta y difícil de estar cerca.
Como consecuencia, era difícil para mí ver a mi madre con una luz crítica, aún cuando quisiera encontrar algo para tener una visión más balanceada. Ian concordó que esto era también su experiencia. Compartí que ahora yo me daba cuenta que una cierta parte de lo que mi madre me dio se trataba sobre su necesidad, y como consecuencia mis propios límites no estuvieron siempre claros. Ian asintió.
También compartí que mi relación con mi padre nunca fue sencilla, y tampoco particularmente nutritiva para mí. Ian asintió de nuevo.
Uno de mis propios terapeutas una vez me preguntó –cuando tiempo quieres pasar con tu padre.
Así que le pregunté a Ian lo mismo. Aquí fue cuando descubrí que él aún vivía en la casa familiar con su padre.
Entré en mi modo psico-educativo. Generalmente no hago esto –me gusta trabajar en un nivel mutuo, y no dar consejos. Sin embargo, siempre hay excepciones. Le dije a Ian que las estadísticas mostraban que los hombres adultos viviendo en la casa familiar eran altamente improbables que contrajeran matrimonio. Así que le sugerí que se mudara por su cuenta. Verifiqué que estuviese de acuerdo. Lo hizo fácilmente –parece que solo necesitaba algún permiso para hacerlo.
Luego le pregunté de nuevo sobre que tan frecuentemente estaría bien para él ver a su padre. Él dijo que una vez a la semana, para una comida. Le pregunté por específicos, los cuales siempre encaminan.
¿Dónde? Ian dijo que podía cocinar algo para él.
Ian estaba en un modo tan dadivoso, que no sabía cuando detenerse. Acababa de pasar una década dando a su madre, y aunque su espíritu podría ser admirable, parecía que no sabía suficientemente como crear límites. Además, dada su actitud hacia su padre, hacer algo así por él iba probablemente a generar resentimiento de fondo.
Ian estuvo de acuerdo con mi sugerencia de ir mejor a un restaurante. De nuevo, parecía que solo necesitaba permiso de mí como la figura del "buen padre", para encontrar sus propias necesidades.
Le pregunté cuanto tiempo duraría la visita al restaurante. Ian mencionó 1 hora y media. Le pregunté que le gustaría hablar durante ese tiempo.
Contestó que normalmente no compartiría sobre su trabajo con su padre. Pero que le gustaría cambiar eso. Le pregunté sobre qué más. Le gustaría indagar sobre la salud de su padre. Y luego contarle a su padre sobre sus planes en el futuro.
Esto había abierto un espacio para que Ian construyera una nueva relación con su padre. Había aún muchas cosas en la raíz que necesitaban ser reconocidas, pero esto era un comienzo.
Ian necesitaba bastante ejercicio de "practical grounding" en estos lugares. Esto es algo que padres pueden dar. Pero como él no lo había obtenido de su propio padre, no había podido internalizar algún tipo de auto cuidado interno y dirección. Así que al ponerse en esa posición, lo ayudé a enfocarse e identificar lo que necesita. Esto es como una "practica" para la manera en que puede cambiar de ver despectivamente a su padre, a respetarlo por algo. Al jugar este rol con él, lo ayudo a prepararse, y también le doy una visión de lo que sería enriquecedor en ese lugar.

Thursday, 15 September 2016

Case #77 - ¿Un matrimonio tradicional, o un matrimonio moderno?

Contenido
Hong y Yuen estaban comprometidos. Ella tenía 35 y él 43. Vinieron por una disputa difícil que no podían resolver. De acuerdo a la tradición, Hong quería que su madre fuera a vivir con ellos luego de que se casaran, y Yuen estaba completamente en desacuerdo a esto.
Luego de explorar un poco de sus antecedentes, le pregunté a cada uno de ellos su principal preocupación acerca de casarse. Ambos estuvieron de acuerdo en que este era la situación que no podían resolver.
Sin embargo, no habían realmente discutido un amplio rango de problemas futuros a detalle. Así que primero di un paso hacia atrás y los llevé a una perspectiva más amplia. Puse un marcador en un lado simbolizando una relación matrimonial tradicional China, y un símbolo del otro lado para representar una relación moderna. Luego le pregunté a cada uno de ellos donde estaban en el espectro. Hong estaba un 30% del lado tradicional, y Yuen un 30% del lado moderno.
Les expliqué que este era el problema principal en juego, y que habría muchas instancias específicas en las que tal diferencia se manifestaría en conflicto. Les pedí por un resumen de sus posiciones. Para Hong se trataba sobre llevarse bien con su familia extendida. El quería que Yuen fuera 'gentil y suave'. Para Yuen se trataba sobre estar separados e independientes, como pareja, y ser capaz de tener su propia opinión sobre los hechos.
Así que primero les pedí que hicieran una oración para cada uno: 'Puedo ver que eres diferente a mí, y eso es difícil' Este proceso los confrontó con la actualidad de la diferencia. Hong trató de agregar 'y espero que cambies' pero lo detuve –este es un problema esencial con parejas, esperan que el otro (con el tiempo) cambie.
Así que los hice decir otra oración: 'Veo la diferencia entre nosotros; puede que no esté de acuerdo con tus opiniones, pero respeto tu posición'
Esto fue difícil para cada uno de ellos, y Yuen estaba resistente, ya que pensaba que significaba rendirse a la posición de Hong. Le explique qué respeto no significaba acuerdo, y ella finalmente hizo la afirmación.
Había mucha emoción para cada uno de ellos mientras decían esto – tenían que dejar de tratar de convencer a la otra persona, y solo verlos. Esto siempre es amenazante para las parejas.
Era de igual forma comprensible que Yuen se sintiera desarmada en esto particularmente –no solo estaba muy apegada a la idea de tener la casa para ellos, también tenía miedo de ser desautorizada por el peso de la tradición que estaba en el lado de Hong, y el hecho de que era mujer, en un mundo aún patriarcal.
Así que le dije a Hong sobre uno de los descubrimientos de John Gottman sobre las parejas –que las parejas eran más exitosas cuando el hombre estaba dispuesto en ser más influenciado por su esposa. Esto es probablemente porque en un sentido estructural, los hombres tienden a tener más poder en otras áreas de la vida.
Luego procedí a ayudarlos a negociar este problema particular. Les explique que algunos problemas son de hecho una forma/u otra. Pero algunos tienen soluciones creativas.
Yuen quería las tardes para ellos al menos.
Hong le propuso que su madre podía venir durante el día, ya que había estado usando un cuarto de abajo como su oficina. Yuen estuvo de acuerdo.
Le pedí su propuesta. Ella quería los fines de semana para ellos, con la concesión de que sus padres podrían venir a cenar a veces.
Hong no quería una clase de arreglo rígido. Le señalé que la negociación debía ser clara para tener límites. Así que discutieron los detalles y llegaron a un acuerdo.
Luego Hong quitó su cara. Esta discusión había sido notablemente tranquila, y pudieron dejar atrás sus antiguos estallidos sobre eso. Habían realmente llegado a un acuerdo en estos temas.
Pero luego él dijo '¿cómo voy a hablar con mi madre sobre esto?' Estaba genuinamente angustiado: una tarea en desarrollo de diferenciar estaba frente a él, y estaba negándose.
Yuen se angustió también y comenzó a llorar. Comenzó a temer que se retractara de su acuerdo, y simplemente impusiera el 'debería' del modelo tradicional. Comenzó a tratar de discutir con él.
La detuve y le pedí que mirara a su cara. Encontró muy difícil hacerlo, estaba molesta y temerosa. Cuando ambas personas están angustiadas, es difícil para uno contenerse y estar allí para el otro.
Decidí pedirle que hiciera esto. El estaba luchando profundamente dentro se sí con su sentido de deber y su deseo de priorizar su relación. Ella era la que inició la terapia psicológica y tenía el mayor conocimiento psicológico. Así que me enfoqué en ella, y le brindé apoyo. Le pedí que realmente viniera al presente, para que viera su lucha. Ella encontró esto muy difícil de hacer, pero me mantuve enfocado en ella. Le presenté el amor por él como una opción en ese momento. Dije -¿puedes ver su lucha genuina, y puedes simplemente amarlo en este lugar, a pesar de ser diferente?
Ella dejó a un lado su miedo, y cambió. Dijo 'Nunca olvidaré mi intención de amarte, aún cuando haya diferencias'. Esto fue un momento profundo entre ellos, y también yo tuve lágrimas en mis ojos. Habían logrado salir del conflicto, y de hecho profundizar su amor, y su capacidad de amar, de forma bastante significante. El se sintió profundamente visto, y le dijo a ella –eres gentil y suave conmigo ahora mismo. Ambos tomaron un riesgo y llegaron juntos a un lugar nuevo.
Les señalé que vendrían muchos más problemas surgiendo, pero ahora ellos saben cómo salir de ellos.
En el Gestalt estamos interesados en las diferencias, como punto potencial de buen contacto. Esto requiere apoyo propio al límite de contacto, y un interés en el otro. La mayoría de las personas encuentran esto difícil, y usualmente necesitan apoyo para poder lograr esto. El apoyo necesita ser tanto práctico –el cómo-  como también emocional. Es muy confrontante encontrar diferencia, y en ocasiones la gente se siente molesta, o tambaleante. Cuando Yuen pudo estar en el presente con ella misma, y luego con Hong en el momento de su vulnerabilidad, una situación imposible logró cambiar.

Saturday, 3 September 2016

Case #76 - Saliéndose del círculo

Ping habló sobre la familia en la que creció. Sus abuelos no habían estado muy interesados en ella o su hermana porque favorecían a los chicos.
Ella tampoco se sentía amada por sus padres. Su madre le dio cuidados, pero raramente había alguna muestra de ternura de su parte. Su padre nunca la había abrazado.
Relató un incidente cuando tenía 8 años. Su madre la estaba vistiendo; Ping le dijo a su madre que quería un vestido de diferente color. De alguna forma despertó a su padre, quien enfurecido la levantó y la lanzó por las escaleras. Su cara estaba sangrando, pero de igual forma tenía que ir a la escuela. El maestro estaba preocupado, pero nada más fue hecho al respecto. Ella no quería regresar a su casa, y se escondió en una cueva hasta que alguien le dijo a su madre, quien vino por ella. Su madre mostró algunas lágrimas por su condición, pero su padre nunca expresó remordimiento.
Estaba llorando mientras contaba la historia, describiendo cuánto dolor había en su corazón.
Fui gentil con ella, pero estaba en su mundo de dolor, solo notándome periféricamente.
Le señalé que yo era un hombre. Que me importaba, pero que esto debía ser un borde engañoso, porque fue su padre quien le produjo dolor; al mismo tiempo que le daba atención, yo también representaba la autoridad mayor que originalmente la dañó tanto.
Ping afirmó, y más lágrimas inundaron. Ella habló sobre querer su independencia, ser su propia persona, tomar decisiones en su propia vida.
Le dije que lo aprobaba, y le ofrecería el apoyo que pudiera.
Habló sobre la forma en que su madre ahora la presionaba acerca de casarse, y trataba de influenciar en sus decisiones laborales.
La seguí trayendo al presente, a mi apoyo, al hecho de que era un hombre dándole apoyo.
Constantemente volví la atención de nuevo a su respiración, porque seguía manteniendo su respiración. Sin este movimiento energético, no habría cambios en la integración de la nueva experiencia.
Ping habló de nuevo sobre querer su autonomía, y de querer 'Salirse del círculo' que era como una prisión, de las expectativas familiares.
Así que la invité a hacer un experimento simple.
Ambos nos levantamos, imaginando un círculo alrededor de nosotros. Le sostuve la mano, recordándole nuevamente de mi apoyo a su autonomía. Esta clase de apoyo necesita venir especialmente de su padre, y estaba ausente en su caso, junto con cualquier ternura. Así que yo le estaba proporcionando ambas a ella.
Le tomó algún tiempo, pero eventualmente tomó un paso 'fuera' del círculo, y yo junto a ella.
Luego tomé sus manos y le dije, 'ahora, tu puedes determinar los términos en los que quieras que se base una relación. Puedes insistir en ser amada y apreciada por un hombre'.
Le di este mensaje para reforzar el próximo paso posible –encontrar un tipo diferente de relación con un hombre, que no fuese simplemente una repetición inconsciente de su padre. Ella dijo 'Puedo esperar eso, puedo pedir eso'
Corregí su lenguaje, porque era de una forma era un lenguaje indefenso y desventajoso.
Le pedí que lo reafirmara en una manera que tuviese límites claros- lo que ella requería como mínimo, sus límites.
Esto le dio el apoyo y la guía de un hombre sobre que podía esperar de mí.
Ella estaba profundamente afectada por este proceso. Era simple, pero apoyado en su anhelo; el énfasis en Gestalt está siempre en la integración, en tomar pasos pequeños que están de alguna forma incrustados en la conciencia y experiencia a través del experimento.

Acerca de mí

Steve Vinay Gunther·

Enseño y practico la terapia Gestalt, asesoramiento en escogencia de carrera y trabajo en constelaciones familiares. Además de Australia, doy talleres y capacitación en China, Japón, Corea, los EE.UU. y México. Soy autor de ‘‘Comprendiendo a la mujer en tu vida’’, un libro de consejo para los hombres acerca de las relaciones con las mujeres. Soy también el director de Lifeworks y proporciono capacitación y supervisión. Actualmente estoy realizando un doctorado, estudiando la dinámica interpersonal del poder. Mira mi perfil completo.

© Lifeworks 2012

Contact: admin@learngestalt.com

¿Para quién es este blog?

Estos ejemplos de casos están dirigidos a terapeutas, estudiantes y a aquellos que trabajan en las profesiones de ayuda. El propósito es mostrar cómo el enfoque de la Gestalt funciona en la práctica, ligando aspectos de la teoría con retos clínicos.

Debido a que esto está dirigido a un público profesional, el blog está disponible por suscripción. Por favor introduce tu dirección de correo electrónico para recibir actualizaciones del blog gratuitas cada vez que una nueva entrada sea agregada.

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner

© Lifeworks 2012

Contact: admin@learngestalt.com

Idiomas:

HOME

Informed Consent & Rates

PROFESSIONAL TRAINING

Gestalt Therapy Defined

PROFESSIONAL SERVICES

PAYMENTS

OTHER STUFF

Links

Book:Advice for Men about Women

BLOGS

• English

Bahasa

Čeština

Deutsch

Español

Français

Greek ελληνικά

Hindi हिंदी

Magyar

Melayu

Italiano

Korean한국의

Polski

Português

Română

Russian Русский

Serbian српски

Chinese 中文

Japanese 日本語

Arabic العربية

English Bahasa Čeština Deutsch Español Filipino Français ελληνικά हिंदी Magyar Melayu Italiano 한국의 Polski Português Română Русский српски 中文 日本語 العربية

If you are interested in following my travels/adventures in the course of my teaching work around the world, feel free to follow my Facebook Page!

Can you translate into Spanish? I am looking for volunteers who would like to continue to make this translation available. Please contact me if you would like to contribute.

Gestalt therapy sessions

For personal therapy with me: www.qualityonlinetherapy.com

vinaysmile

Publico este blog dos veces por semana. Está traducido a múltiples idiomas. Te invitamos a suscribirte

logosm1

Links

Career Decision Coaching

Here

and here

Lifeworks

Gestalt training and much more

http://www.depth.net.au

For Men

Here is a dedicated site for my book Understanding the Woman in Your Life

http://www.manlovesawoman.com

The Unvirtues

A site dedicated to this novel approach to the dynamics of self interest in relationship

http://www.unvirtues.com

Learn Gestalt

A site with Gestalt training professional development videos, available for CE points

http://www.learngestalt.com

We help people live more authentically

Want more? See the Archives column here

Gestalt therapy demonstration sessions

Touching pain and anger: https://youtu.be/3r-lsBhfzqY (40m)

Permission to feel: https://youtu.be/2rSNpLBAqj0 (54m)

Marriage after 50: https://youtu.be/JRb1mhmtIVQ (1h 17m)

Serafina - Angel wings: https://youtu.be/iY_FeviFRGQ (45m)

Barb Wire Tattoo: https://youtu.be/WlA9Xfgv6NM (37m)

A natural empath; vibrating with joy: https://youtu.be/tZCHRUrjJ7Y (39m)

Dealing with a metal spider: https://youtu.be/3Z9905IhYBA (51m)

Interactive group: https://youtu.be/G0DVb81X2tY (1h 57m)